Paños húmedos Dinky, mantienen limpias las patitas de perros y gatos

Mantén limpias sus paticas con los paños húmedos para mascotas Dinky

Nuestras mascotas y sobre todo los perros, necesitan de una limpieza entre baño y baño, que los mantenga limpios y frescos, puesto que, mientras juegan o salen de casa, suelen ensuciarse y esto puede generar ciertos problemas de salud, no solo para ellos sino también para las personas a su alrededor.  

 Las paticas de tu mascota, son una de las partes de su cuerpo más propicias a ensuciarse y esa suciedad que recogen de la calle puede expandirse por toda la casa. Es por eso, que la limpieza de sus patas no solo es importante para su cuidado, sino que se trata, también, de una rutina de higiene para beneficio de todos los que conviven con un perro o un gato.  

 Limpiar las paticas de tu perro con agua y jabón a diario, o cada vez que hayan salido a la calle, puede ser una tarea dispendiosa y hasta incómoda para tu peludito, pero, con nuestros paños húmedos Dinky encontrarás la forma más rápida y sencilla para que sus huellitas estén siempre limpias. Nuestros paños húmedos están diseñados para que tu mascota permanezca siempre limpia entre baño y baño, con un agradable aroma que elimina los malos olores, cuidan de su piel y, además, evitan que ensucien tu casa después de un paseo o una tarde de juegos afuera.  

Limpia sus paticas con pañitos cada vez que regrese de la calle:

Con los paños húmedos Dinky, puedes retirar la suciedad superficial de sus patas, con solo frotar un poco se eliminarán todos los pequeños residuos de tierra y otras sustancias que se hayan adherido. Asimismo, es muy importante que limpies muy bien alrededor de sus dedos y uñas, separando cada uno y frotándolos delicadamente. Por último, limpia suavemente con el pañito las almohadillas de sus huellitas.  

 Si sus paticas quedan un poco húmedas, puedes usar una toalla seca y limpia, para secarlas y así evitar que se resbale o deje sus huellas por donde camine. Es fundamental, verificar que no tenga ninguna herida, pues, a veces ellos caminan por zonas ásperas y rusticas que pueden lastimarlos, generando lesiones como cortes, raspones o ampollas Si se trata de algo leve, es importante que laves muy bien la zona con agua y jabón para que no se infecte, pero si observas que es más grave llévalo al veterinario para que sea revisado por un especialista.

Limpia todo el cuerpo de tu mascota con Paños Húmedos Dinky

Todo su cuerpo: Pasa un paño suavemente por todo su lomo, si tu peludito ha quedado muy sucio después de jugar, e incluso, puedes peinarlo después de esto, para darle más suavidad a su pelo. Frota delicadamente las zonas de sus axilas y barriguita, así no solo lo limpiarás, sino que además lo refrescará en los días de calor.   

Limpieza de oídos: Limpia la parte externa e interna de sus orejas con un pañito, para retirar los excesos de cera y suciedad. No lo introduzcas en la cavidad auditiva y usa un paño para cada oído, ya que, si tiene alguna infección como la otitis puede pasarse de un oído a otro. 

Limpieza del hocico: Frota el paño suavemente por esta zona, sin tocar su nariz ni pelitos de alrededor. 

Limpieza de sus ojos:  Limpia con el paño sus párpados por encima, cuidando de no tocar sus pestañas ni dentro de sus ojos.  

 Si tienes un gato, es importante que hagas esta limpieza con suavidad simulando el baño que ellos se realizan a sí mismos, como una especie de “lamido”, para que lo tome de manera relajada y con total tranquilidad.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.